Batido antioxidante con AOVE Sol Chiquito

Barrenillo del olivo
20 junio, 2019
OLEARUM en el viajero de EL PAÍS
1 noviembre, 2019

Batido antioxidante con AOVE Sol Chiquito

Ahora que están tan de moda los superalimentos, queremos rescatar una antigua y secreta receta de mi abuela para elaborar uno de los mejores batidos antioxidantes que puedes tomarte. Y para ello no te hará falta traer algas de los mares de China, ni semillas de las montañas aztecas, ni granos de las altas cumbres andinas, ni rizomas cultivados en las llanuras de La India, ni raíces de las islas de La Polinesia, ni frutos del delta del Ganges. Para hacer el batido perfecto que proteja tu salud y retrase tu envejecimiento no te hará falta viajar muy lejos. Lo podrás hacer con alimentos muy cotidianos.

Tomates rojos, que contienen cantidades importantes de un caroteno denominado licopeno, el cual tiene propiedades antioxidantes, protege las células del estrés oxidativo y su consumo reduce significativamente la incidencia de patologías cardiovasculares, cancerosas y relacionadas con el envejecimiento.

Ajos, que cuando se cortan o se machacan, transforman la aliina que contiene en alicina, una sustancia azufrada que tiene propiedades antioxidantes y antibióticas. Las propiedades medicinales del ajo desaparecen si se cocina, así que hay que consumirlo en crudo para beneficiarse de sus efectos saludables.

Pimientos. Si te preguntara cuál de los alimentos que normalmente consumes tiene más vitamina C, probablemente responderías que la naranja o el limón, pero el pimiento tiene una concentración más alta de esta vitamina cuyo efecto antioxidante es muy potente y cuya inclusión en la dieta es esencial, pues los seres humanos no somos capaces de sintetizarla.

Aceite de oliva virgen extra Sol Chiquito. Muchas son los componentes saludables de este aceite. El ácido oleico, componente principal del aceite de oliva virgen extra, es un ácido graso monoinsaturado que tiene un papel fundamental en el control del colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares. La vitamina E, conocida como la vitamina de la juventud, es el antioxidante liposoluble más importante en los tejidos humanos. El hidroxitirosol, es posiblemente el antioxidante vegetal con mayor poder antioxidante y tiene además una altísima biodisponibilidad, por lo que la mayor parte del hidroxitirosol que se consume llega hasta nuestras células. El oleocanthal, que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Así que coge unos tomates bien rojos y trocéalos conservando la piel, pues es aquí donde está la mayor parte del licopeno. Toma uno o dos dientes de ajo y córtalos para que la aliina se transforme en alicina. Parte un pimiento verde para incorporar su gran cantidad de vitamina C. Ponlo todo en la batidora y añade una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra Sol Chiquito, con su ácido oleico, su vitamina E, su hidroxitirosol, su oleocanthal y sus otros mucho polifenoles. Bátelo durante un buen rato para que el licopeno del tomate, que es liposoluble, se disuelva en el aceite de oliva virgen extra y quede así más disponible para nuestro organismo. Ya tienes un magnífico batido antioxidante que protegerá tu salud y retrasará el envejecimiento de tus células.

Ahora, si le añades un poco de agua fresca y le echas un chorreón de vinagre y una pizca de sal para darle más sabor, habrás convertido este batido antioxidante en la secreta y ancestral receta de mi abuela: el gazpacho. Un superalimento muy mediterráneo. Un superalimento muy nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *